SORTEO KIMONO

Ha llegado la desescalada y, con ella, el momento de realizar el sorteo el kimono. (Bases al final del post)

Cuando anuncié mi intención de realizar un sorteo todavía no teníamos idea de la que se nos venía encima. Así que el kimono lleva terminado todo este tiempo, a la espera de irse con la ganadora.

Originariamente, el vestido tradicional japonés del que proviene esta prenda se confeccionaba con tejidos rústicos. Se tuvo que esperar hasta que la influencia de la cultura china y coreana llegase a Japón para que la fibra de seda se empezase a emplear en la confección del kimono.

No obstante, los kimonos que hoy en día están al alcance de todas suelen estar confeccionados en satén. El satén no se refiere a la tela, sino a la trama con la que están tejidos sus hilos, que pueden ser tanto de algodón como de poliéster. Es dicho entramado el que aporta ese brillo que le proporciona, sin serlo, una apariencia de seda.

Este kimono está confeccionado con un satén que combina un fondo en blanco con grandes flores rosas y fucsias y un toque verde de sus ramas.

En cuanto a patrón, sigue el mismo que el primer kimono que publiqué, donde también compartí apuntes sobre la historia de esta prenda, y está completamente confeccionado con costura francesa, ideal para cuando las costuras quedan a la vista. Por eso todos los kimonos que he realizado hasta la fecha están trabajados de esta manera.

Detalle de la costura francesa y puntada de doble orillo en el bajo

Tanto las mangas, que caen a mitad del antebrazo, como todo el escote están rematados con una tira estampada, mientras que el bajo está rematado con pespunte de doble orillo.

Y, lo mejor de todo, es talla única, con un  largo de 117cm, por lo que no tenéis excusa para no participar en el sorteo. Para que tengáis una referencia, yo mido 1.65m.

No sabéis la ilusión que me hace poder llevarlo a cabo y que alguna de vosotras pueda lucir este verano una prenda mía. También admito que estoy algo nerviosa, pues es algo en lo que he puesto mucho trabajo y cariño, y me gustaría que, aquella a quien le toque, aprecie todo el proceso que hay detrás de una prenda 100% artesana.

Las BASES para participar en su SORTEO son:

Seguir mi página de Facebook – CYNTHIA SOLOMANDO

Dar me gusta y compartir la publicación del anuncio del sorteo en Facebook.

Comentar nombrando a dos personas en dicha publicación de Facebook. Puedes comentar tantas veces como quieras, siempre y cuando nombres a personas distintas cada vez.

El sorteo estará activo hasta el domingo 31 de mayo a las 23:59h.

Nombraré a la ganadora la primera semana de junio en mi página de Facebook.

¡Mucha suerte a todas!

KIMONO JAPONÉS

Hoy os muestro una prenda nunca vista (hasta ahora) en mi blog: un kimono.

El kimono es una prenda exterior que tiene su origen en el homónimo atuendo japonés.

Como pequeña nota de historia de la moda os cuento que, a principios del siglo XX, fueron los diseñadores franceses Madeleine Vionnet, precursora del corte al bies, y Paul Poiret, quienes comenzaron a fijarse en esta prenda nipona y a emplear algunos de sus elementos en sus colecciones. Este último ya se inspiraba en el orientalismo para sus diseños.

Así que como imaginaréis, la historia del kimono es tan amplia como variedades tiene. En la moda actual podría hacer las veces de nuestro guardapolvo en un tono formal o del cárdigan en uno informal.

Aquí os muestro una de mis versiones.

A la hora de confeccionar, hay veces que primero pienso en el diseño y luego busco el tejido, y otras que, por el contrario, me viene la inspiración cuando tengo la tela en mi mano.

Este fue el caso del diseño de hoy, ya que, al ver este satén de grandes cuadros y flores, y esta combinación de colores, el japonismo inundó mi cabeza: tenía que hacer un kimono.

No era la primera vez que confeccionaba uno, pero sí que lo hacía largo. Era un pecado no aprovechar todo el diseño del tejido y hacerlo cortito.

Industrialicé el patrón para obtener el cuerpo y la manga, y guiándome por el estampado del tejido, los coloqué en él para cortar de manera que pudiera aprovecharlo al máximo.

Como también podéis apreciar, jugué con los colores para obtener una manga negra y otra cruda, y las rematé con dos tiras de tejido que cogían el juego de rayas verdes, presentes también en el bajo ―rematado a su vez con una puntada de doble orillo― y en la tira que bordea el escote del cuello.

Por dentro está trabajado completamente en costura francesa, para que ningún cosido sea visible si le damos la vuelta, que, para ocasiones como ésta, a mi parecer, le restaría belleza.

Detalle de la costura francesa
Aquí se aprecia cómo cuadran las distintas franjas de colores en la costura lateral

Al final, como me sobró un cuadradito de tela, confeccioné un pañuelo.

Para mostraros el conjunto, opté por un vaquero y una camiseta, ambos básicos, para lograr así una combinación que le da el protagonismo del kimono, combinación que me encanta hacer.

Sin duda este es uno de los outfits que más me definen: conjunto básico, tanto en diseño como en color, que adquiere personalidad con la potencia estética del kimono.

Y a vosotros, ¿os gusta?